Entrevista a Camila Melo Felgueres, joven creadora de diálogos artísticos en Páayt’aan

Camila es una joven y prometedora investigadora en Arte Contemporáneo y doctorante en Artes Visuales por la UNAM y por la Universidad de Cergy, París. Es licenciada en Estudios Hispánicos por la Escuela Normal Superior de Francia y en Historia del Arte por la Universidad Nanterre-París X. Ha investigado sobre el arte contemporáneo latinoamericano, la estética forense, la violencia política y el cuerpo en el arte contemporáneo. Asimismo, ha trabajado como gestora cultural para la artista Carmen Mariscal. Es profesora de Estética en la Universidad de Cergy. Actualmente es curadora artística del festival Páayt’aan, que se llevará a cabo en marzo de 2022 en Izamal, Yucatán.

Profesora Camila, usted ha sido gestora cultural para la artista Carmen Mariscal, cuénteme, ¿qué actividades realizaba con ella y cómo le han ayudado para convertirse en curadora artística de Páayt’aan La Cita?
Con Carmen Mariscal realicé varios trabajos que me ayudaron a crecer; empecé ayudándole en un proyecto como asistente en una exposición llamada «La esposa esposada» y para su siguiente proyecto fui su jefa de producción donde me encargaba de la logística, la comunicación, la programación y todo lo que estaba detrás de la exposición. Con esto adquirí experiencia para contactar a las instituciones culturales y los artistas, para entender la producción de una obra, de sus materiales, de los recursos humanos y la comunicación que necesita. Ya para Páayt’aan La Cita soy curadora y coordinadora, porque la exposición la estamos organizando también con el Museo Jumex y su curador, Kit Hammonds, quien nos ha ayudado con la programación, el préstamo de espacios, la logística del viaje de los artistas, los materiales que utilizarán, la concepción de la exposición y la museografía.

¿Por qué un festival maya, musical y espiritual como Páaytaan La Cita necesitaba también abordar el tema del arte contemporáneo?
Muchas personas en el imaginario colectivo, en el extranjero y también, a veces, en México consideran a la cultura maya simplemente como los vestigios arqueológicos o lo folclórico y piensan que es una cultura del pasado. Entonces el propósito general del festival es mostrar que la cultura maya sigue viva, sigue existiendo y sigue transformándose, y esto se refleja en el arte contemporáneo; es decir, cómo un artista se inspira de las raíces, del pasado, de las tradiciones y al mismo tiempo las modifica en algo contemporáneo.

Explíquenos qué es «La Tierra al revés» del festival y cómo participará el Museo Jumex con esta exposición.
La exposición es sobre las capas de la historia y explica cómo se arraiga la cultura en Izamal en un momento de la historia y al mismo tiempo cómo se sigue transformando: antes había templos mayas, ahí mismo se construyó la ciudad colonial y sus iglesias, y posteriormente la ciudad se modernizó. La exposición se encuentra en una antigua sala de cine que posteriormente se abandonó, luego fue sede de mitines políticos y ahora la estamos usando para una exposición de arte, entonces son capas de historia que van agregándose y van transformando los espacios; en este sentido, la cultura maya es lo mismo, por ejemplo, en su gastronomía seguimos consumiendo alimentos de origen prehispánico, pero las recetas se han ido modernizando. Eso es la exposición, cómo la cultura maya sigue imaginando y creando cosas nuevas.

Ahora bien, la exposición se llama «La Tierra al revés» porque es una referencia a una obra que se encuentra en el mismo Museo Jumex que se denomina «Upside Down Tree» («Árbol de cabeza») del artista estadounidense Robert Smithson, quien viajó a Yucatán a finales de los años 60 y plantó un árbol al revés; igualmente con esto hacemos una relación a la cosmovisión maya, al inframundo y es un arte situado –in situ-, ese árbol está en Yucatán y no se puede mover. En esta exposición, los artistas hicieron sus obras específicamente para ésta, por ejemplo la artista Galia Eibenschutz tomó tierra endémica de Yucatán, k’ankab, una tierra roja y realizó con ella coreografías pintando las paredes del antiguo cine -es una obra que creó ahí mismo y no se puede mover-. De la misma manera la artista colombiana Cristina Ochoa creó su obra con plantas endémicas de Izamal para integrarlas en tela. Por su parte el artista Calixto Ramírez llevó a cabo microperformances en la ciudad de Izamal, en diferentes espacios -recorrió las calles, los templos, los jardines- para que el público reconociera esos espacios cuando vaya a la exposición. Lo que buscamos en la exposición es un diálogo con la ciudad de Izamal, con su historia, con su pasado y su presente, comprender cómo se arraiga esta conversación en la geografía y en el espacio de la ciudad.

En cuanto al Museo Jumex, éste está participando y también su curador en la exposición, la cual se inscribe en una programación fuera del espacio del museo, no sólo concibiéndose como un edificio físico en Polanco, dentro de la Ciudad de México, sino que también busca crear relaciones con otros artistas contemporáneos y exportar sus colecciones a otras ciudades de México.

¿Qué retos ha tenido como curadora artística de Páayt’aan La Cita?
El mayor reto y también nuestro gran orgullo es que los izamaleños -la población local- se interesen por esta exhibición, les guste, se sientan orgullosos de su ciudad, que nos acepten -siendo nosotros de la Ciudad de México- no como intervencionistas o extranjeros que les vienen a imponer algo, venimos a escucharlos, a aprender de ellos, a valorarlos y a crear con ellos, con sus materiales, con su historia y su ciudad. Ese ha sido el mayor desafío, crear un diálogo con ellos de paz y de cultura, y que estén cómodos con la idea y la exposición.

Finalmente, ¿qué experiencias quiere evocar en los asistentes de la exposición «La Tierra al revés» del festival?
A través del arte, quiero dejar la reflexión de la historia formada por capas por medio de nuestros sentidos: las telas de Cristina tienen un olor, la obra de Lorena Ancona es de sonido, la obra de Calixto es más visual. «La Tierra al revés» es una exposición multisensorial y la idea es que el visitante pueda reconocer cómo se entrelazan las historias del pasado lejano, del pasado reciente, del presente y con ello imaginar un diálogo. La exposición busca provocar preguntas más que aportar respuestas.

⇒ En Páayt’aan La Cita, la curaduría artística estará a cargo de Camila Melo y el Museo Jumex, ¡disfruta nuevas expresiones artísticas en Izamal!⇐

3 comentarios de “Entrevista a Camila Melo Felgueres, joven creadora de diálogos artísticos en Páayt’aan”

  1. Felicito a la entrevistadora prmero q nada por lograr la claridad del cocepto del festival mismo, aunque Camila… una doble felicitación por la manera sencilla y clara en la manera de expresar ésta interrelación entre los artistas y tu vision de interactuar con los Izamaleños me parece genial y auténtico.

  2. Wow…que preparada y que bien ibformada estas Cami para transmitirnos esa admiracion x la cultura maya y x el arte y pider entwnderlo.
    Gracias
    Nis vemis en Paayt Ann la cita…

  3. Súper interesante
    Gracias por compartir y darnos a conocer .
    El proyecto Me y nos emociona .
    Desde niña he visitado esta hermosa ciudad y sus alrededores y me an llenado de recuerdos que se an convertido en tradiciones que comparto con mi familia y me emociono sentir que crece
    Felicidades .

    Camy Que siga la aventura y crezcan las tradiciones♥️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.